Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 


Durante los períodos de confinamiento que hemos vivido, los dueños de perros y gatos nos hemos enfrentado a retos como el de combatir el aburrimiento de nuestras mascotas.

El hecho de trabajar desde casa ha trastocado nuestra rutina diaria y con ello, también la de nuestros peludos, con los que podemos pasar más tiempo y, deberíamos, pensar un poco más en su salud.

Sabemos que, para mantener un buen estado físico, han de gastar toda su energía corriendo y jugando. Eso les hará, también, estar más relajados durante el tiempo que estén solos o estemos en casa teletrabajando. Todos ganamos wink

Por eso mismo, una opción es hacer ejercicios que potencien sus habilidades psíquicas y motoras que favorezcan su desarrollo saludable, que incluye tanto el factor físico como el mental. Para que te hagas una idea, 15 minutos de estimulación mental equivale a una hora de ejercicio físico.

Además, jugar con ellos favorece nuestro vínculo, así que el mejor consejo es que intentes jugar de forma regular. Y para que no te falten ideas ni sugerencias, tenemos propuestas para poner en práctica de forma sencilla en casa. ¿Preparados?

 

ACTIVIDADES INDOOR PARA PERROS

1. Practica yoga con tu perro



Si eres un amante del yoga, ya habrás oído hablar de la práctica Doga o yoga para perros, una disciplina centrada en su bienestar que te permite conectar de forma física, emocional y espiritual con tu mascota.

¿En qué consiste? En compartir posturas basadas en el yoga adaptadas para que puedan hacerlas nuestros peludos. El objetivo es conectar con tu mascota compartiendo un momento de calma juntos.

El tiempo ideal de cada sesión es de 10 o 15 minutos aproximadamente, y se puede dividir en cuatro partes: (1) Hacer estiramientos suaves que combinarás con masajes a tu perro. (2) Realizar posturas o “asanas” que están inspiradas en el yoga, en donde el protagonista puede ser la persona o el perro. (3) Se centra en realizar estiramientos para evitar lesiones. (4) La relajación final, momento en el que puedes incluir música suave.

¿Cuáles son sus beneficios? Con este yoga, fortaleces su musculatura, eliminas su estrés y fomentas momentos de calma que son tan importantes para ellos como el ejercicio físico y mental.

Valor añadido: Le ayuda a relajarse y, de paso, a acostumbrarse a la “manipulación” mientras realiza ejercicios beneficiosos para su equilibrio físico-emocional.

Recomendaciones: Cualquier perro es apto para este ejercicio, no importa su tamaño, edad, o carácter. Necesitas una esterilla o una superficie mullida que compartirás con él y tu ordenador o móvil para buscar un entrenamiento online a poner en práctica.

Consejo: Durante la actividad debes leer su lenguaje corporal, adaptarte a sus necesidades, respetar sus tiempos y su espacio y sobre todo asegurarte de que disfruta.

 

2. Enséñale nuevas habilidades

Puedes reforzar habilidades ya aprendidas como “sienta, “ven aquí”, “espera”, “échate” y “suelta” mediante el uso del llamado refuerzo positivo.

¿En qué consiste? En utilizar el clicker, un sistema divertido que actúa como reforzador de conducta y cuyo objetivo es que cuando tu mascota escuche el sonido entienda que está haciendo algo bien. Siempre le darás el premio al mismo tiempo que presionas el clicker para crear la asociación orden-click-premio.

Advertencia: Nunca hagas click sin premiar.

Recomendaciones: También puedes enseñarle a aprender nuevas habilidades como que pase entre tus piernas, se haga el muerto, que salude con las dos patas, chocar las cinco, rodar y ponerse panza arriba. Siempre hay cosas nuevas que podemos enseñarles, sólo necesitamos algo de imaginación para crear ejercicios divertidos.

Consejo: Para sacarle el máximo partido a esta práctica, te aconsejamos la lectura de este libro, “Introducción al adiestramiento con clicker” de Karen Pryor, y te dejamos este enlace por si deseas hacerte con un clicker.



 

3. Potencia su olfato

¿Cómo lo hacemos? Escondiendo comida por las habitaciones.

¿En qué consiste? En esconder trozos de comida o snacks por las diferentes habitaciones de la casa. El perro no deberá ver dónde los colocas, de modo que le mandarás esperar en otra habitación bajo el comando de sentado o tumbado. Para comenzar la actividad puedes utilizar el comando “¡Busca!”

Como es un juego que exige un alto nivel de concentración por su parte, las primeras veces que inicies este juego, le guiarás y le reforzarás de forma positiva mediante refuerzo verbal diciéndole “muy bien” o “bien hecho”, una caricia o su premio favorito.

Recomendación: Puedes establecer varios niveles de dificultad. Comienza colocando los premios a las mismas alturas (al principio, mejor al nivel de suelo) y en puntos que no sean muy complicados. A medida que el perro vaya resolviendo el reto, coloca más premios en alturas que estén a un segundo nivel (a la altura de una silla, un cajón, la parte baja de un armario…) y fomenta el uso de su olfato e inteligencia ofreciéndole mayores retos de búsqueda, usando más habitaciones o zonas de juego. Y finalmente esconde premios en lugares menos accesibles (debajo de un libro, dentro de un calcetín, bajo su cama...)

Consejo: Para desarrollar este juego y otros en casa, te recomendamos que visites el canal de youtube de ExpertoAnimal, o si lo prefieres puedes visitar su página web.

 

4. Juega una partida al "Trilero"

Otra forma de trabajar el olfato es el conocido juego de los trileros. Para ello necesitas 3 recipientes (vasos, tazas, o envases de yogur).

¿En qué consiste? Coloca un premio debajo de uno de los recipientes cuando tu mascota te esté mirando. Primero trabaja con un solo recipiente y a medida que vaya acertando incorpora el resto. Es importante que esperes y dejes que sea él quien descubra dónde está el premio.

Todo es un proceso: Una vez hayas conseguido que aprenda las reglas del juego, puedes mover los recipientes para que trabaje con la nariz y no con la vista.



Otra alternativa: ¿En qué mano se esconde el premio? Esconde en una de tus manos, sin que él lo vea, su premio favorito.

¿Cómo lo hacemos? Para ello puedes utilizar el comando “sentado” y poner las manos detrás de tu espalda. Después coloca ambas manos frente a él y pídele que escoja una mano, ya sea con su nariz o usando su pata para señalarlo. Si acierta, abre tu mano y dale el premio. Si no acierta, lo volvéis a intentar de nuevo y le ofreces un refuerzo positivo con caricias o palabras de ánimo.

¿Cuál es el objetivo? Con este tipo de juegos aumentan su capacidad de resolver problemas y de determinación, además de estimular su sentido natural del olfato.

 

5. Fabrica tu propio circuito de obstáculos

Prueba a crear un circuito de obstáculos y haz que tu perro salte sobre vallas realizadas con rollos de papel higiénico, almohadas, cajas de cartón… Inicialmente los obstáculos han de ser fáciles para incrementar su dificultad cuando ya sepa qué tiene que hacer.

¿Cómo lo hacemos? Hemos de enseñarle los obstáculos de uno en uno para que vaya enlazándolos hasta crear ese pequeño circuito.

Consejo: No olvides reforzar su esfuerzo con un premio y usa materiales que no puedan causarle daño, preferiblemente estructuras móviles para evitar que pueda lesionarse. Es una forma de juego para fomentar su entrenamiento cardiovascular.

 

6. Juega con él al escondite



Es un juego estupendo para realizar dentro de casa.

¿Cómo lo hacemos? Utiliza la orden “quieto” para que no vea dónde te escondes. Después llámale una sola vez y espera. Si no te encuentra a la primera, para evitar que se frustre, vuelve a llamarle.

Recomendación: Es importante que esperemos a que nos busque y que lo haga cada vez mejor por sí solo. Puedes subir la dificultad del juego (escondiéndote detrás de las puertas, dentro de un armario…) siempre que veas que ha entendido a qué queremos jugar.

 

7. Juega a tira y afloja

Para establecer unas reglas básicas para ambos en este juego, usa los comandos “coge” o “muerde” y “suelta”. Tan sólo necesitas un juguete que sea lo suficientemente largo para que te resulte fácil agarrarlo de un extremo cuando el perro tire.

¿Cómo lo hacemos? Antes que nada, debe estar claro cuál es su parte para morder y cuál es la tuya para agarrar. Utiliza el comando “sentado” antes de iniciar el juego y luego “coge o muerde” para que lo coja a la muerda, no antes. De manera aleatoria, sin que él se lo espere le invitas a dar el juguete con la orden “suelta” y le premias con una caricia, una palabra como “bien” o con un snack.

Valor añadido: Este tipo de juegos de morder, tirar y soltar son exigentes para los perros ya que trabajan sus habilidades mentales y físicas.

 

Si quieres saber más…

Para ayudarte a entrenarle te recomendamos que visites la web de PAT Educación Canina. En ella puedes encontrar consejos para educarle, actividades, consejos para cuando decidas viajar con él e información para conocerle y entenderle mejor. Además, puedes seguirles en su canal de youtube.

 

ACTIVIDADES INDOOR PARA GATOS

1. Persigue a la presa



Arrastra un juguete por el suelo usando una cuerda cerca de tu gato, empieza despacio, para y vuelve a arrastrarlo de nuevo.

¿Cómo lo hacemos? Puedes utilizar juguetes tipo caña de pescar, poniéndole el “cebo” o la “presa” para que la persiga.

Objetivo: Con esto juego, despertarás el instinto cazador de tu gato y fomentarás su velocidad y agilidad.

Consejo: Algunas de las veces deberás dejarle ganar porque si no consigue “cazar” a su “presa” puede llegar a sentirse frustrado y no será divertido para él.

 

2. Juega con él al escondite

A nuestros gatos les encanta esconderse en sus refugios (un cajón, el interior de un armario…) y algo que sorprende es su adoración por las cajas. Por eso mismo pueden ser la base de este juego.

¿Cómo lo hacemos? Coloca varias cajas en una habitación y esconde dentro de ellas los premios que más les gusten. Para comenzar el juego, deberás decir en voz alta ¿dónde estás? y decir su nombre, cuándo los encuentre le das una caricia.

Una alternativa: Otra forma de jugar a este clásico juego es que tú te escondas, lo llames y esperes a que te encuentre y cuando lo haga le premias con una caricia o un snack.

Recomendación: Además, si tu gato es un aficionado a este juego, una buena alternativa es regalarle un túnel para esconderse.



 

3. Atrapa el punto rojo

Utiliza un juguete con luz láser y juega con el punto rojo para que él lo siga. El truco es hacer que tu gato no llegue a tocar la luz.

Objetivo: Con este juego tu gato se mantendrá en forma y evitarás problemas de sobrepeso.

 

4. Esconderse y acechar

A los gatos les encanta estar ocultos (en una caja o tras la pared) y perseguir presas. Por eso puedes jugar a ser la presa o intercambiar roles.

Consejo: Aquí la intensidad de tus movimientos es lo que funcionará mejor para la actividad física de ambos, especialmente la tuya.

 

5. Apps móviles gratuitas para gatos

A muchos de nuestros felinos les encantan los juegos de móvil diseñados especialmente para ellos. Te sorprendería ver la cantidad que existen y la variedad de opciones.

En App Store puedes descargarte varios juegos en donde tu gato podrá perseguir peces, ratones, láseres e insectos entre otros animales y en algunos de ellos podrás leer consejos sobre cómo entrenar para que juegue. En algunas aplicaciones, por ejemplo, si el gato atrapa el puntero laser, se escucha un sonido agudo y el punto se desvanece.

 

6. Circuito interactivo

Este juego consiste en construir un circuito de habilidades para potenciar su curiosidad. Puedes alternar escondites, túneles y juguetes que cuelguen por el circuito.

Objetivo: Con este juego, conseguirás que tu gato se mantenga entretenido por largo tiempo sobre todo si creas un recorrido compuesto por algunos premios y otros juguetes.

 

7.Practica yoga con tu gato

Al inicio del artículo te hablamos sobre la práctica de yoga con tu perro, pero has de saber que también puedes practicarlo con tu gato. Por si no lo sabías, muchos de los movimientos naturales del gato son muy similares a las asanas o posturas básicas que se pueden practicar en yoga.

¿Cómo lo hacemos? La dinámica de la clase, en este caso, es que mientras tu realizas los ejercicios, tu gato campe a sus anchas a tu alrededor, acercándose e incluso subiéndose encima tuyo. Hay algunos gatos que llegan a imitarnos cuando realizamos los estiramientos.

Curiosidad: Quizás ya lo sabes, pero uno de los asanas más famosos es la postura del gato, y es una de las primeras posturas que suelen aprenderse en el mundo del yoga.

 

Si convives con un gato ten en cuenta que…

Los gatos, al igual que los perros, pueden aprender trucos. Sin embargo, puedes entrenar a tu gato con estos ejercicios, pero has de saber que tienden a ser animales independientes, de modo que enseñar algo a un gato puede requerir bastante persistencia.

El proceso de entrenamiento es similar al del perro. Mediante el uso de reforzamiento positivo y tu paciencia, tu gato podrá divertirse aprendiendo trucos y jugando.

No subestimes las cosas simples. Algo tan sencillo como una caja de cartón vacía puede ofrecerte un sinfín de posibilidades para entretener a tu gato en casa.

Un aspecto importante que no debemos dejar pasar, es que los gatos requieren como mínimo unos treinta minutos de juego diario.

 

Si quieres saber más…

Para ayudarte a entrenar a tu gato, puedes visitar la web de Experto Animal, que además de ofrecer información sobre perros, también ofrece consejos sobre educación felina. También  puedes visitar su perfil de Youtube.



 

Y RECUERDA QUE...

Estas son algunas de las actividades que puedes hacer en casa con tu peludo, pero nunca debes obligarle a llevarlas a cabo. Ten en cuenta que, durante este tiempo en casa (si estás teletrabajando), deberás ofrecerle una dieta sana y equilibrada y estar al tanto de su estado de ánimo, como si está más aburrido o menos activo, por ejemplo.

Debes intentar, en la medida de lo posible, mantener unas rutinas durante este período que trabajes desde casa. Es bueno, además, que tu mascota pase tiempo sola y que no la expongas a un exceso de actividad. Has de ser coherente en su educación, para que el animal no sufra cuando se acabe este período de teletrabajo.

Fuente: masvidared